jueves, 31 de agosto de 2017

Mi alma entre el cielo y la tierra

Todos tenemos nuestro propio mundo interior. Muchas veces necesitamos regresar a él y encontrarnos con nuestras propias hadas y monstruos y formularnos esas preguntas para las cuales parece no haber respuesta.
A veces me siento triste,
como si la vida fuera un tren,
que sube y baja montañas
y  puede descender hasta 
el mismo infierno.
El tren de la bruja
fea de mi infancia
 que me perseguía en 
la feria multicolor. 
A veces me siento sola
y no veo la multitud,
ni la oigo.
Simplemente regreso a ese 
lugar donde un día cree
mi mundo de colores
entre tinta y papel.
A veces quiero llorar
y otras quiero reír,
pero mi corazón se detiene
y no puede sentir nada.
A veces necesito 
el cariño de las personas
que me rodean y otras
me arropo en mi mundo
de colores lleno de hadas,
duendes y fantasía.
y siento el eco de las voces
y siento la risa de la multitud,
pero sólo soy una pieza quieta,
inerte, que observa,
sólo observa, sin encajar
en el engranaje de la vida.
A veces regreso a ese lugar
oscuro y tenebroso, donde hay
monstruos y ogros que lo devoran
todo.
Después las hadas me transforman
en princesa encantada y juego con los
duendes y  las ondinas y abrazo a una
rima de Bécquer hasta que siento 
todo el amor de su corazón en el mío.
Entonces llega el lobo grande y feo
de Pierrot y soy caperucita que huye,
y busca  el cariño de la abuela.
A veces yo puedo ser tantas cosas 
y otra no soy nada, sólo una pieza 
más en el engranaje de la vida
intentando encajar en un mundo
que no entiende.
En esos momentos vuelve 
a mi el pensamiento
lógico de la vida, 
"EL AQUÍ Y EL AHORA"
de mi existencia  
y miro al cielo
y miro a la tierra 
y al puntito del Universo 
apenas perceptible 
donde está mi alma
y quiero que Dios se siente 
a conversar conmigo
y me explique tantas cosas 
que no entiendo,
pero él me dice que espere 
que sólo espere, 
y fije mi mirada 
en las manecillas del tiempo
para obtener las respuestas.
Safe Creative #1708313403837

No hay comentarios:

Publicar un comentario