miércoles, 23 de diciembre de 2015

El encuentro


La despertó el sonido de un villancico en una voz demasiado familiar y querida por ella:
En el cielo se alquilan balcones para un casamiento
que se va a hacer...
que se casa la virgen María con el patriarca señor san José...
El olor a a rosquillas de anís y a  pestiños envueltos en canela y miel era inconfundible.
No podía ser o quizás si lo era y todo había sido una terrible pesadilla.
Un mal sueño del que ahora despertaba y la realidad era la que deseaba que fuera.
Caminó descalza hacia la cocina. 
Estaba allí, envuelta en su bata azul, sacando las últimas rosquillas de la sartén.
La emoción se apoderó de su voz y casi lloró al pronunciar:
-Mamá 
La abrazó muy fuerte. Como si quisiera que aquel momento perdurara para siempre.
Ella la contempló con dulzura:
-Hola hija mía. ¿Has dormido bien?.
Las palabras salieron atropelladamente entre sus labios:
-¿Esto es real o sólo es parte de un sueño?
Ella sonrió:
-Hoy es Navidad cariño, puede ser lo que tú quieras que sea. Deja que la magia te envuelva en este día. 
-Te quiero tanto mamá. Te he echado tanto de menos. Quería correr tantas veces a tu lado. Ellos me alejaron de ti para siempre. Me hicieron tanto daño mamá, todos ellos.
Una lágrima afloró en las pupilas de la señora de la bata azul:
Lo se todo hija mía. Los seres humanos se dejan llevar por el egoísmo. Sólo buscan la materia anteponiéndola a cualquier otra cosa. Se dejan dominar por los bajos instintos y destruyen lo más sagrado de la vida. Ahora hija mía ha llegado el momento de que cada uno siga su propio camino y recoja todo aquello que sembró y labró con tanto ahínco. La siembra esta madura. Es el momento de recoger los frutos amargos o dulces que cada cual cuidó con tanta pasión y esmero. No olvides nunca lo parecida que somos las dos. Te lo dije muchas veces, tú y yo somos iguale. Mira papá también ha venido a celebrar la Navidad con nosotras. El también lo sabe todo. No llores más hija mía. Tus lágrimas se clavan en nuestras almas y no nos permiten descansar en paz. Este es nuestro momento. Dame un abrazo muy fuerte.
El hombre cruzó el umbral de la puerta y se unió al abrazo con las dos mujeres, mientras el olor a rosquillas recién hechas y pestiños se extendía por la cocina.
El despertador sonó como un martillazo. Lo desconectó a tientas.
Como un fogonazo recordó aquello. No sabia si era realidad o un sueño más. Saltó de la cama y corrió hacia la cocina casi gritando:
-Mamá...
Nadie contestó a la llamada. Al llegar a la estancia descubrió sobre la mesa el plato de rosquillas y pestiños envueltos en canela y miel. Las lágrimas empezaron a rodar por sus mejillas. No había sido un sueño. Sus dos seres queridos y especiales habían venido celebrar la Navidad con ella y después partieron hacia la eternidad. Las palabras sonaban en sus oídos:
-Ahora ya lo sabemos todo hijas mía. No llores más cariño. Tus lágrimas se clavan en nuestras almas y no nos dejan descansar en paz. 

Safe Creative #1512236085090

domingo, 20 de diciembre de 2015

Añoranzas y recuerdos


Navidades que se fueron 
personas que ya no están
añoranzas y recuerdos
que en mi alma anidaran.
Se que estás en el cielo,
eres parte del Universo.
Desde este mundo, 
quiero decirte feliz Navidad
y algunas palabras más:
que te  quise, que te quiero,
que nunca te olvidaré,
que en mi alma siempre vivirás.
Por todos esos momentos vividos,
entre los golpes y baches de la vida
que a veces yo no entendía.
El corazón de esas cosas no sabe,
el corazón de esas cosas no entiende,
él solo late sentimientos y añoranzas,
 confunde fechas y caducidad,
 piensa que las luces de esta Navidad
 son  las de otras Navidades pasadas,
 como si a mi lado aún estuvieras, 
aunque falte tu presencia.
Desde ese lugar infinito
donde ahora tú estás,
se que sonreirás,
se que sentirás la paz,
al saber que lo superé,
 que ya puedo ser feliz,
que todo ha quedado atrás.
Para mi eres el mejor 
y si volviera a nacer, 
ni por un momento dudes
que te volvería a elegir, 
que no te cambiaría jamás.
La tormenta ya pasó,
 sólo queda la llovizna
de lo que fue un gran dolor.
Desde la tierra hasta el cielo,
desde este mundo quebrado
hasta el infinito Universo,
te mando todo mi cariño,
te mando todos mis abrazos,
te mando todos mis besos.
Hasta que llegue el día
en el que tú y yo 
nos encontremos
de nuevo.
-----------------------
(A una de las persona que más quise y quiero en mi vida y que siempre llevo en mi corazón). 

Safe Creative #1512206066685

lunes, 14 de diciembre de 2015

Brumas (Capítulo VIII)

Nosferatu (I.M.S.T.)
Querido diario:
Por fin ha llegado el momento de huir de esta locura. Esta mañana acompañé al conde al pueblo para elegir el vestuario de gala para mi cumpleaños. Oculté en mi bolso de mano lo único que me queda en esta vida: La carta de mi madre, el rosario de mi abuela y a ti mi querido amigo y compañero. Como siempre me quedé sola, mientras él arreglaba sus negocios en el banco. En mi mente estaba muy claro lo que deseaba: 
¡Escapar!.
Volví a entrar en la tienda de arte.
Deseaba con todo mi corazón que apareciera el muchacho de la otra vez. Detrás del viejo mostrador del establecimiento apareció una mujer madura que me miró con sus enormes ojos negros y preguntó con voz cascada: 
-¿Necesita algo señorita?
Le dije que no, que sólo miraba. Ella volvió a sus quehaceres y yo me quedé cerca de la ventana con la mirada fija en la calle, albergando la esperanza de verle aparecer. Me parecieron unos minutos interminables. Por fin le vi cruzar el umbral de la tienda. Me acerqué a él y susurre:
-¡Por favor ayúdame  escapar!.
Me miró fijamente. No parecía sorprendido. Me tomó de la mano y tiró de mi hacia el exterior del establecimiento. Una vez fuera me llevó detrás del edificio y me preguntó en voz baja:
-¿Ya lo has descubierto?
-Sí...le contesté mientras las lágrimas afloraban en mis pupilas.
-Ven conmigo. Espero que no me echen de menos, pagaría un precio muy alto por ayudarte.
Me condujo a una especie de granero de madera. Cerca de la entrada del pueblo. En él había algunos caballos atados a un pesebre. El olor a heno era muy intenso. Me ofreció una vieja silla. El tomó asiento a mi lado en una destartalada caja de madera.
Luego se dirigió a mi con voz pausada:
-Ahora ya lo sabes. Lo peor está por llegar y no es el conde.
Después de esas palabras me estrecho la mano y se presento:
-Me llamó Denis. 
Lo contemplé con el miedo reflejado en las pupilas:
-Mi nombre es Adelaida. Muchas gracias por tu ayuda.
-Ahora deben estar buscándome. 
¿Cuando no me encuentre 
qué ocurrirá?
El sonrió:
-Conociéndole no es difícil suponer que pondrá el pueblo patas arriba y buscará hasta debajo de las piedras. Eres demasiado valiosa para dejarte escapar. Pero no te preocupes, procuraré que no te encuentre.
Lo miré sorprendida:
-¿Por qué soy tan valiosa para él?
Denis se quedó pensativo mirando al suelo. Después añadió:
-Quiere utilizar tu cuerpo para devolver la vida a su hija. Nunca te quiso. Para él sólo fuiste algo que en su momento le serviría para lograr su objetivo.
-¿Y por qué yo?. Respondí sin poder contener los sollozos, al darme cuenta de que el hombre al que había considerado un padre había traicionado mi cariño.
El muchacho continuó hablando:
-El te crió en ese lugar apartada de todos y de todo. Mientras crecías experimentaba contigo, para ver si eras compatible con eso a lo que llama hija. Por lo visto si lo eres. Ella es una muerta viviente. Necesita un cuerpo lleno de vida para regresar. No cualquier cuerpo Adelaida. Necesita el tuyo.
Llena de terror volví preguntar :
-¿Por qué el mío?
El muchacho me miró compadecido mientras hablaba:
-Durante todo el tiempo que duró el embarazo de tu madre, le inyectaba algo en la sangre, para poder utilizarte al cumplir la mayoría de edad. 
-¿Y tú como sabes todo eso?
-Mi tía trabaja en el castillo. Es la cocinera. Siempre que baja al pueblo visita a mi madre. En varias ocasiones las escuché hablar sobre el tema.
Denis miró a su alrededor como si buscara algo:
-Ahora debes esconderte aquí. Después intentaré ayudarte para  que puedas regresar a tu lugar de origen, España.
Con voz pausada añadió:
-Ellos vendrán pronto.
- ¿Quienes son ellos?, pregunté con voz temblorosa.
-La familia del conde. Están todos implicados en el crimen. Siento decirte esto Adelaida, son vampiros. Todos ellos pasaron por el mismo proceso. No es una enfermedad. Es un pacto diabólico que hicieron hace mucho con el mismo satanás a cambio de la vida eterna. Necesitan sangre y vida nueva cada cierto tiempo para regenerarse y poder seguir en este mundo. Absorben el alma de la persona elegida y está se seca como una flor marchita y muere. Eso es lo que le ocurre a la hija de Andrei. Su madre era mortal como tú y como yo, pero tuvo la desgracia de enamorarse de ese engendro. Cuando nació su hija, lo hizo con la misma, digamos enfermedad. La madre al descubrir la verdad murió de pena. Toda la familia del conde sufre de lo mismo. No fue casualidad que la agencia contratara a tus padres para ese trabajo. Todo fue planeado.
Los sollozos salían de mi garganta sin control, mientras Denis hablaba . El me acarició la mejilla con ternura y añadió en voz baja:
-Tranquila, te prometo que no dejaré que te pasé nada. Ahora tengo que irme no quiero levantar sospechas. No abras la puerta ni hagas ningún ruido. Volveré con comida y algunas cosas que los detendrá.
Después de eso el muchacho agitó la mano en señal de despedida y desapareció tras la vieja puerta de madera.
------------------------------------------------------------------------------
Estoy sola amigo diario en este viejo granero, sin saber lo que me depara el destino. Casi no puedo escribir estas líneas. Las lágrimas nublan mis ojos y la pena ahogan mi pecho. Que dios me ayude.
Safe Creative #1512146020518

sábado, 12 de diciembre de 2015

El gatito del gorro azul les da las gracias amigos//Blue cap cat thanks you friends

Feliz fin de semana (I.M.S.T.)
El gatito del gorro azul les da las gracias amigos, por su apoyo y tiempo en mis creaciones. 
Espero y deseo que sean muy felices y disfruten de un maravilloso fin de semana.
Blue cap cat gives the friends thanks for your support and time in my creations.
I hope that they are very happy and enjoy a wonderful weekend.

viernes, 11 de diciembre de 2015

El instrumento



Podría darte las gracias por los malos momentos, 
por las lágrimas calladas que se fundían en el viento, 
 por el puñal sin conciencia que hundiste en mi pecho, 
por mis largas noches y oscuros días sin consuelo, 
por tantas preguntas que me hice en su momento, 
 por buscar las respuestas que sólo tenía el tiempo.
Quizás en tu mente ciega, te preguntes con sorna  
y sonreías pensado en mi corto entendimiento y
al no percatarme que disfrutaste todo el mal 
que en mi alma tatuaste. 
Debes saber, que pasé por el odio más profundo, 
incertidumbre, desconcierto, preguntas y lamentos.
Muchas horas de esta vida tan valiosa se perdieron, 
se esfumaron, las sacrifiqué, las regalé al sufrimiento,
a la injusticia ciega, clavada en mi alma destrozada 
sin respuesta ante tanta estupidez y burda ignorancia.
Como siempre en mi cerebro la  pregunta martilleaba:
¿Por qué?.
Pasaron muchos años de dolor, de muerte, de oscuridad,
  para que surgiera un manantial de agua fresca y cristalina,
de mi alma agrietada y rota como el más frágil cristal,
en la corriente limpia, una bella flor flotaba, la palabra: 
"GRACIAS"
No me engaño, ni te engañes,
fuiste sólo instrumento de enseñanza,
como el lápiz o la pluma de tinta impregnada. 
 Fue la vida, sabia instructora, única profesora, 
que entre línea y línea me enseño la gran lección  
y ese Dios infinito que todo forma y equilibra, 
 respondió a mi pregunta y se llevó el dolor.
La respuesta era clara, sencilla: 
"Estás en la escuela de la vida,
 son tus clases avanzadas, 
de dolor y sufrimiento,
intenso aprendizaje,
 extrae de todo ello 
lo bueno y añádelo
a tu equipaje.

Safe Creative #1512115995359

jueves, 3 de diciembre de 2015

Brumas (Capítulo VII)

La huida (I.M.S.T.)
Querido diario:
Hoy el conde Andrei me ha llamado a su despacho. Me ha mirado fijamente a los ojos. He agachado la cabeza para que no descubriera el terror en mis pupilas.
Me ha invitado a tomar asiento. Dijo que tenía que hablar conmigo. Estaba más pensativo y grave que de costumbre. Su voz sonaba un tanto cavernosa:
-Katia como bien sabes, faltan dos días para tu cumpleaños. Quiero que estés de acuerdo con  las circunstancias. Hoy marcharé al pueblo a resolver algunos asuntos y mañana me acompañarás  para elegir tu vestuario de gala. 
-¿Te parece bien?. Asentí con la cabeza sin levantar la mirada. El se dio cuenta  de mi actitud retraída y preguntó: 
-¿Te ocurre algo que yo deba saber?
-No. Sólo estoy cansada. Es época de exámenes y paso mucha horas estudiando.
-Esta bien, en ese caso puedes retirarte.
Me sentí aliviada al verme libre de su presencia. Caminé rápidamente hasta mi habitación. Esperé  con ansias a que él marchara al pueblo, para continuar mis pesquisas.
Eran las cuatro de la tarde pasadas, cuando escuché el ruido del coche de Andrei en el patio de la entrada.
Me asomé a los ventanales para cerciorarme de que era así. Efectivamente no tardó en desaparecer, por el viejo camino de tierra que atraviesa el bosque y llega hasta el pueblo.
Salí de mi habitación y me encaminé hacia los aposentos de Andrei para hacerme con la llave que contiene mis interrogantes. Una vez en el torreón abrí la pesada puerta con cuidado para evitar los secos crujidos. Afortunadamente todo el personal del castillo estaba ocupado en sus quehaceres y nadie descubrió mi presencia en aquella parte del castillo.
Revisé con una mirada toda la habitación. Reparé que en la parte superior del viejo armario de madera oscura, había una especie de baúl metálico. Busqué una silla para que me sirviera de soporte y poder acceder a él. 
Pesaba bastante. Casi pierdo el equilibrio al intentar llevarlo hasta el suelo.
Al fin conseguí tenerlo ante mi. Tenía un candado de hierro macizo, de apariencia muy sólida. El problema sería abrirlo.
Como por arte de magia mis ojos repararon en un viejo pico apoyado sobre la pared, en uno de los rincones. Comprendí que podía utilizarlo como palanca y así lo hice. Al cabo de un tiempo y tras muchos esfuerzos conseguí que el candado cediera.
Dentro encontré un frasco de pastillas, una linterna, un abrecartas, ropa de mujer, zapatos y un sobre color sepia dirigido a una tal Adelaida. Lo tomé entre mis manos. Noté que había algo más que papel en su interior. Al ponerlo boca abajo cayó entre mis manos un pequeño crucifijo de plata antigua y  cuentas blancas como la nieve. Contemplé las garabateadas letras y dos fotografías desgastadas por el tiempo. En una de ellas una hermosa mujer de cabellera negra sonreía feliz. Al lado estaba un hombre apuesto y fornido con expresión risueña que la tomaba por los hombros.
Movida por la curiosidad empecé a leer:

Mi querida hija Adelaida:
Si estas leyendo estas líneas, eso quiere decir que sigues en el castillo. Lo más probable es que yo no estaré en esta vida, ni tu padre tampoco.
Quiero que sepas que a pesar de no poder estar a tu lado, siempre velaremos por ti desde cielo.
Es posible que el conde te haya dicho que mi muerte fue a causa de una extraña enfermedad y que tu padre se volvió loco. Has de saber hija mía que todo es mentira. Que sólo persigue devolver la vida a su hija Irina, sin reparar en cualquier medio a su alcance para conseguirlo. Muchas vece he pensado que ha perdido la razón a causa del horror por el que él y su esposa han pasado.
El castillo es propiedad de los antepasados del conde, personas muy ricas e influyentes en el lugar. Andrei y su esposa tuvieron una hija a la que llamaron Irina. Una hermosa niña que sólo tiene algunos años más que tú. Todo eso ocurrió antes de llegar tu padre y yo a este lugar. La pequeña enfermó al cumplir los cuatro años. La llevaron a una acreditada clínica de San Petesburgo con la esperanza de que curara, pero no fue así, al poco tiempo murió. El conde la trajo al castillo y comenzaron sus experimentos y el horror. Consiguió su objetivo, verla caminar de nuevo como si estuviera viva, pero algo terrible, sin explicación lógica, la volvió una fiera sedienta de sangre. Su madre no pudo soportar el dolor y falleció de tristeza, dejándola al cuidado de su padre, el conde.
Tienes que marchar hija mía lo antes posible de este lugar. 
¡No mires atrás!. ¡Huye!. 
Me debilito día a día a causa de las pruebas a las que el conde me somete con la esperanza de curar a su hija. La tiene encerrada en el mausoleo que está al lado del castillo, desde que murió su esposa Katia. El otro día escapó de su encierro. Entró en esta habitación. Parecía una especie de pesadilla. Se acercaba a mi lentamente. Me sentí totalmente indefensa, esperando ser atacada de un momento a otro. En esos momentos apareció Andrei y se la llevó a rastras. 
El crucifijo que encontrarás junto a estas líneas, era de tu abuela, es lo único que conservo de ella. Ni siquiera tu padre está a mi lado. No quiero ni imaginar lo que el conde ha podido hacer con él. Me angustia el sólo hecho de pensar que no este vivo. Debes llegar a España lo antes posible. Dentro de este sobre está la dirección a la que debes dirigirte.
Un abrazo hija mía desde lo más profundo de mi corazón...
y que Dios te ayude Adelaida.
-----------------------------------------------------------------------------

Amigo diario me quedé helada de terror, de rabia y de incertidumbre.
¡ Mi nombre es Adelaida!. ¡El lo cambió y me puso Katia!
¡Mi madre no murió de una extraña enfermedad, ni mi padre tampoco!
¡Los mató ese maldito engendro de satanás!

Safe Creative #1512035943546

martes, 1 de diciembre de 2015

Pajaritos (I.M.S.T.) "Gracias amigos//Thanks friends"

Pajaritos (I.M.S.T.) "Gracias amigos//Thanks friends"

Muchas gracias amigos por vuestra amistad y por vuestro apoyo y cariño en mis creaciones. Pido disculpas si a veces no dispongo de tanto tiempo como me gustaría. Feliz semana estimados amigos.//Friends thank you very much for your friendship and for your support and love in my creations. I apologize if sometimes I do not have as much time as I would like. Dear friends happy week.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Brumas (Capítulo VI)

Enigmas (I.M.S.T.)
Advertencia: 
Si no te gusta el terror o crees que de alguna forma puede herir tu sensibilidad  no sigas leyendo.
Estimado lector estos primeros capítulos de"Brumas" los escribí en el año 2013. Me falta escribir el final de la historia. Gracias.
-------------------------------------------------------------------------------
Querido diario:

Esta noche estoy aterida de frío. Un frío inexplicable. Creo que se me ha helado el alma.

Ni siquiera siento deseos de subir de nuevo al torreón. Sólo quiero escapar de aquí. Gritar muy fuerte hasta quedarme sin voz.

Anoche fue la peor pesadilla de mi vida. Me gustaría pensar que no fue real pero lamentablemente lo es.

Creo que es el miedo el que hiela mi cuerpo y hace que mi corazón se agite alocadamente una y otra vez.

Anoche no podía dormir. Me desveló la tormenta y los rayos que caían sobre la parte exterior del castillo retorciéndose como culebras enfurecidas en la oscuridad.

Me levanté descalza. Me asaltó la necesidad imperiosa de asomarme a los ventanales del pasillo. Los que dan a la parte delantera del mausoleo al que tanto miedo le he tenido siempre.

Cuando miré al exterior se me encogió el alma dentro del pecho.

En la profunda oscuridad de la noche. Iluminado a breves intervalos por los rabiosos rayos, puede divisar al conde bajo la lluvia. Llevaba algo envuelto en una manta que apretaba con fuerza sobre su pecho. Tuve que ahogar un grito de horror que pugnaba por salir de mi garganta.
¡Parecía un bebé!.
La manta en la que estaba envuelto fue azotada por una ráfaga de aire y el pequeño cuerpo quedó al descubierto, sin dejar ningún tipo de dudas.

Contemplé como abría la verja de hierro enmohecida. La misma donde hace tanto años apareció aquella niña ante mi.

Después entró en el mausoleo y cerró tras de si. La lluvia golpeaba con rabia todo el paraje. Una vez más estaba petrificada por el horror.

-¡Pero esta vez tenía que reaccionar!.
No podía permitir que aquella criatura corriera ningún tipo de peligro
Me calcé y me puse ropa de abrigo. Bajé hasta la cocina. Tomé el cuchillos más grande, el que la cocinera emplea para descuartizar las piezas más difíciles y caminé hacia la puerta principal, dispuesta a todo.
La humedad y el frío del exterior eran terribles. Abrí la verja de hierro enmohecida y me enfrenté a mis antiguos miedos.
El olor era nauseabundo, a sangre fresca y a moho. El mismos que desprende la cocina cuando preparan y descuartiza los animales. 
Seguí adelante intentando no hacer ruido. Las paredes estaban húmedas y agrietadas. Cada vez que apoyaba en ellas mis manos, un escalofrío recorría todo mi cuerpo. 
Al fin pude divisar una especie de sala iluminada por varias antorchas y un viejo candelabro de hierro. Me oculté en el pequeño pasillo que da a la estancia. Desde allí podía contemplar la escena dantesca. Sentí que enloquecía ante lo que mi razonamiento se negaba a admitir. Tuve que realizar un gran esfuerzo para no empezar a gritar como una posesa.
La joven estaba en una especie de jaula giratoria, cerrada por un enorme y pesado candado.
-¡Sus ojos!
-¡Había algo extraño en sus pupilas!
Algo que me recordó a la niña del mausoleo y a katia, la esposa de Andrei.
Era hermosa, de piel tersa, extrañamente blanca. Labios rojos como la sangre, cabellera rubia y ondulada con reflejos metálicos difíciles de describir. Casi parecía irreal.
Con sus níveas manos agarraba fuertemente los barrotes, mientras seguía con la mirada al conde. Tenía centrada toda su atención en lo que éste estaba haciendo. El  por su parte le hablaba sin mirarla, mientras dejaba sobre la vieja mesa de piedra, algo que no se movía, ni emitía el más mínimo sonido.
-¡Un pequeño cuerpo, inerte y frágil!
La pena y la congoja se apoderó de todo mi ser y lágrimas silenciosas empezaron a rodar por mis mejillas.
El continuó ajeno a mi presencia:
-¡Está muerto!. ¡Nació muerto!.
-¿Ves está muerto?. Repetía una y otra vez como si quisiera convencerse a si mismo de sus propias palabras.
Luego murmuró entre dientes una pregunta terrible:
-¿Acaso crees que mataría por ti?
Acto seguido depositó el maletín negro que tenía en el suelo sobre la mesa y lo abrió.
Sacó de él un bisturí y unas afiladas tijeras.
Lo que ocurrió a continuación fue dantesco. Sentí unos tremendos deseos de escapar de aquel infierno.
Se podía escuchar el sonido de las tijeras cortando  las pequeñas cavidades, ayudado por el bisturí...krac...krac...krac....
La sangre inocente y dulce goteaba sobre la mesa. El continuaba su labor, ajeno a todo lo demás, concentrado en la perfección de los cortes.
Ella desde la jaula parecía una fiera hambrienta, celebrando el jugoso festín. Salivaba una y otra vez, dejando entrever los dientes, afilados como cuchillos, de una blancura deslumbrante.
No puede seguir mirando. Huí de aquel lugar despavorida. Cuando por fin llegue al exterior el frío de la noche y la lluvia golpearon mi rostro y una bocanada de asco y terror subió por mi garganta terminando en profundas arcadas que me hicieron doblarme sobre mi misma.
(25 de enero del 2013)
Safe Creative #1302014523339

Brumas (Capítulo IV)

La sombra del mal (I.M.S.T.)
Mil disculpas por no haber subido el capítulo IV de brumas. Aquí lo tienen, espero y deseo que les guste. Feliz principio de semana.

Querido diario:
Los enigma se acumulan en mi cabeza. Anoche apenas pude conciliar el sueño.

-¿Quién es el joven que me aguardó en la tienda de arte?

-¿Por qué la advertencia de que estoy en peligro?

Me habló de la muerte de mi madre y me aconsejó que indagara los orígenes de mis padres.

No puedo recordar la cara de la persona que me trajo al mundo. El conde jamás menciona el tema. Se limita a decir que murió y que no se pudo hacer nada para evitarlo.

¿Mi padre también murió?. Sobre él nunca me dijo nada.

-¡Si uno de estos días pudiera ir sola a la ciudad!
-Buscaría a ese muchacho y le preguntaría muchas cosas. Todo lo que me están ocultando.
Pero estoy aquí encerrada, sin poder comunicarme con nadie, a excepción de Nikolai y el ama de llave. También está la cocinera. Es una señora mayor y lleva muchos años en el castillo. Ella debió conocer a mis padres pero no dirá nada por miedo a la reacción del conde. Mentirá como han hecho todos o esquivará el tema por falta de tiempo para contestar mis preguntas.
Ella me ha visto crecer. No puedo creer que si estoy en peligro, como dijo el joven de la tienda, no le importe ni haga nada para evitarlo.
-¿Qué clases de monstruos tengo a mi alrededor?.
¿No les importa lo más mínimo como me puedo sentir ni lo que pueda pasarme?.
Se limitan a callar. 
¿Por miedo?. 
¿Por cobardía?.
Te prometo que desde mañana voy a empezar las pesquisas para averiguar que le ocurrió a mis progenitores.
Mañana subiré al torreón del ala izquierda. Un día sorprendí a la cocinera y al ama de llaves hablando entre ellas, decían que el conde guarda allí todos sus recuerdos. Me la ingeniaré para entrar y descubrir que oculta tras su mutismo. Soy muy persistente cuando quiero algo y no paro hasta conseguirlo. Han pasado muchas cosas extrañas que carecen de explicación lógica. Pronto cumpliré quince años. Ahora quiero respuestas y no pararé hasta conseguirlas cueste lo que cueste.
Estimado diario un beso de buenas noches, a tus hermosas páginas amarillas.
(18 de enero del 2013)
Safe Creative #1301184379432

jueves, 26 de noviembre de 2015

Etiquetas

Etiquetas (I.M.S.T.)
Yo soy,
tú eres,
él es,
nosotros somos,
vosotros sois,
ellos son.
¿Cuestionable?
la forma y tiempo
de los demás?
¿Etiquetable?
¿por no cumplir
las expectativas,
lo que esperas
de sus vidas?.
¿Por no ajustarse
a tus proyecciones?.
¿Por atarse diferente
los cordones?.
Respeto por favor,
guarda tus anhelos
en un cajón,
sólo son tu proyección.
Tú sólo ves etiquetas,
sin darte cuenta, 
que no son paquetes,
que no es mercancía, 
 que son seres humanos,
con sus propios tiempos,
con sus propias formas,
con sus propias vidas.
No debes nada a nadie,
nada nadie a ti te debe,
todos somo únicos, 
libres y diferentes.
Yo soy como soy,
tú eres como eres,
él es como es,
nosotros somos así,
vosotros, vuestra opción,
 y ellos son como son,
nadie mejor ni peor,
respeto por favor.

Safe Creative #1511265870813

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Descubre un ángel

Un ángel (I.M.S.T.)
(Con esta poesía me despido hasta el lunes que viene. Les deseo una feliz semana y también un hermoso fin de semana. Hasta el lunes amigos)

No llevan alas,
ni coronas, 
ni palabras envolventes
en los labios.
Humildes y sencillos son,
sólo tienen su corazón.
Andan por esta tierra
agrietada y polvorienta
y nadie sabe de su presencia.
Ellos también ignoran
que ángeles son,
que vinieron a este mundo
a cumplir una misión.
Hay algo especial en sus almas,
algo que llena de paz y abraza,
que con ternura acaricia el dolor
 y bebe de las lágrimas.
Quizás el mendigo de la esquina
o tal vez la señora Catalina
que pasea con perrito y bastón.
Puede ser cualquier ser humano 
que sólo tiene su corazón.
por sus acciones los reconocerás
y también por su humildad. 
¡Mira bien amigo mio!, 
quizás está más cerca de ti
de lo que jamás has imaginado
y tus ojos por alto lo han pasado,
no busques más en lugar equivocado.
Safe Creative #1511255860466

Brumas (Capítulo V)

Fantasma (I.M.S.T.)
Querido diario: 
Sólo faltan unos días para mi cumpleaños. La tristeza me oprime el pecho y el miedo se ha apoderado otra vez de mi alma. He subido al torreón del castillo buscando respuestas a todas las incógnitas que hay en mi vida. La puerta como como suponía estaba cerrada. Aproveche que Andrei había salido para entrar en su habitación y buscar las llaves. Había un olor extraño en ese lugar. Estaba impregnado de un perfume oscuro con sabor a sangre y a muerte. De alguna forma me recordó cuando la cocinera destripa y desangra los animales en la cocina. Casi me desvanecí y tuve que ponerme las manos en la boca para que las arcadas que estremecían  todo mi cuerpo, no delatara mi presencia en el lugar. Apenas localice las llaves salí con rapidez del recinto. Me encaminé hacia la escalera en penumbras que llevan al torreón. Subí los peldaños a tientas, con cuidado para que nadie escuchara mis pasos. La puerta era enorme y muy pesada. Tuve que emplear todas mis fuerzas para abrirla. Cuando por fin conseguí entrar un frío helado me abofeteo las mejillas, podía sentir como recorría mis huesos y me helaba el alma. Mi aliento formaba pequeñas bocanadas de humo. Olía a cosas viejas y a moho. La luz entraba por uno de los grandes ventanales cubiertos por cortinas de terciopelo rojo con bordados negros. De las paredes colgaban antiguas fotografías . En una de ellas estaba el conde con una dama de aspecto delicado y una belleza deslumbrante. Había algo en la expresión de ella que me recordó a la niña del mausoleo. Me aproximé para poder contemplarla con más detalle. El parecido entre la bella dama y la pequeña era asombroso. Los mismos ojos, la misma boca, el mismo cabello. Después de esto me dirigí a uno de los enormes y pesados muebles con tiradores dorados y empecé a abrir cajones. En uno de ellos encontré un paquete de cartas atado por una cinta roja de terciopelo. 
-¡Querido diario tenía miedo de que el conde me descubriera hurgando sus secretos y sólo me dio tiempo a leer una de ellas!.
Mi querido y amado esposo Andrei: 
Siempre pienso en ti y en todo los momentos maravillosos que hemos vivido. No sufras por nuestra querida Irina. Los médicos tienen fe en su curación y hacen cuanto está en sus manos para conseguirlo. Aún no aciertan a explicarse la extraña enfermedad que la consume día a día. Hoy me preguntó por ti. Me miro con sus hermosos ojos y susurró: 
-¿Y mi papá cuando va a venir a verme?. 
Amado Andrei no supe que contestarle. No podía decirle lo que ocurre y que lamentablemente no puedes ausentarte del castillo. Espero que cuando esta carta llegue a tus manos, el cariño que las dos te tenemos, te de la fuerza necesaria para guiarte y cumplir con lo más justo para todos. 
Sin más recibe el cariño de tu hija Irina y tu esposa. Katia. Me quedé perpleja al leer estas líneas. 
-¿Así que...el conde tiene una hija? 
-¿Qué ha sido de ella? 
-¿Dónde está? 
No pude seguir leyendo el resto de las cartas por temor a ser descubierta. Ahora ya se donde tengo que buscar las respuestas a muchas de mis preguntas. Por suerte nadie me descubrió.
(21 de enero del 2013)
Safe Creative #1301214405766

martes, 24 de noviembre de 2015

Brumas (Capítulo III)

woman (I.M.S.T.)
Querido diario: Ha pasado mucho tiempo desde que dejé de escribir en estas páginas. Desde aquella noche en que la niña del mausoleo me llamaba para jugar y escapé aterrada. No volví a verla nunca más. Quizás el conde lo descubrió y no le permitió acercarse a mi. Aunque él nunca me habló sobre el tema.
Perdóname por haber dejado de escribir tantos años. No quería que nadie descubriera estas líneas, busqué un escondite seguro y te deposite allí. Hoy te necesito y he vuelto a buscarte, disculpa mi egoísmo. Te he sacado de ese lugar lleno de polvo y viejos miedos infantiles.
Quizás son los quince años que estoy a punto de cumplir. Esto de hacerme mayor trae muchos cambios a mi vida. Tú también has cambiado mucho, tus páginas están amarillentas.
El conde Andrei va a dar una fiesta en honor a mi cumpleaños. Sólo faltan unos días para que se produzca el acontecimiento. Estoy impaciente y algo nerviosa, no suelo tener contacto con muchas personas a parte de mi profesor Nikolai  o cuando acompaño a Andrei a la ciudad para renovar mi vestuario. He crecido tanto que la ropa se me ha quedado toda pqueña. Ni siquiera puedo ponerme los guantes de hace dos temporadas.
Cuando vamos a la ciudad todos nos miran de forma extraña. Nunca dicen nada ni saludan y rápidamente desaparecen de nuestra vista.
Sólo la modista que hace mi ropa habla conmigo y sonríe complacida cuando el conde paga la cuenta de sus arreglos, sin rechistar. Ella dice que soy muy guapa y que todo me favorece, que es una suerte, porque no necesita trabajar mucho, para que sus creaciones luzcan esplendidas sobre mi persona.
Hoy me quedé a esperar al conde mientras terminaba de hacer una gestiones y aproveché para mirar una tienda de arte. Había toda clase de pinturas antiguas y hermosas.
En esto estaba de admirar tan bellas obras, cuando se acercó un joven que debía tener más o menos mi edad y me preguntó:
-¿Tú eres la chica que vive en el castillo del conde?
-Sí- le respondí, algo sorprendida.
El bajo la voz misteriosamente y casi me susurró:
-Debes buscar tus origines y el de tus padres. Tú no eres de aquí. Tú no eres como él.
Me quedé perpleja y le respondí:
-Ya lo sé, me adoptó cuando era una niña. 
El muchacho volvió a hablar en voz baja como si tuviera miedo de algo:
-Debes tener cuidado, corres peligro. He oído rumores en la ciudad... ¿Te dijo alguna vez de que murió tu madre?
-¡No!, le respondí totalmente desconcertada por la pregunta.
En esos momento la silueta de Andrei se dejó ver a través de los vidrios de la tienda acercándose y el joven desapareció rápidamente.
Por fortuna Andrei no llego a tiempo de ver al muchacho, de lo contrario me hubiera reprendido por hablar con desconocidos.
La tarde empezaba a caer sobre la ciudad y los dos subimos al coche para regresar al castillo.
(14 de enero del 2013)

Safe Creative #1301144343916

lunes, 23 de noviembre de 2015

Brumas (Capítulo I)


Siempre me he considerado una persona con los pies en el suelo. De las que emplean la lógica por encima de todas las cosas, sin dejarme llevar por supersticiones. A pesar de haber crecido en un lugar caracterizado por todo lo contrario. Pero hay momentos en la vida en que el instinto de supervivencia punza la columna vertebral y el corazón se desboca en el pecho como si fuera a estallar.
-¿No has sentido alguna vez esa sensación?. 
En esos momentos comprendes que la razón no sirve de nada porque algo terrible carente de toda lógica está a punto de suceder. Los vellos se erizan en la piel y en las entrañas se retuerce el terror. Entenderás de lo que estoy hablando a medida que esta historia avance.
-----------------------------------------------------------------------------
Querido diario:
Hoy es mi cumpleaños. Acabo de cumplir seis años. El conde Andrei me ha traído muchos regalos. Entre ellos este diario. Dice que así practicaré la escritura y aprenderé más rápido. Una vez en semana el señor Nikolai acude al castillo para ayudarme en mis tareas escolares. Viene de muy lejos. Siempre que oscurece le entran las prisas por marchar. Incluso, un día dejó olvidados los libros en la sala de estudios y no volvió a recogerlos hasta la semana siguiente, cuando regresó de nuevo al castillo a cumplir con su trabajo.Amigo diario me gusta mucho escribir, pero has de saber que mis papas murieron y no llegué a conocerlos. Sólo tengo a mi papá Andrei. A veces se pone raro, pero no importa, lo quiero mucho. Por cierto, mi nombre es Katia. Desde hoy tengo un gran amigo, tú.Te doy un beso de buenas noches. Gracias por tu
amistad. 
Brumas capítulo primero. Autora Tintero creativo.
(4 de enero del 2013) España.

Safe Creative #1301044295155

viernes, 20 de noviembre de 2015

Feliz fin de semana amigos/Happy weekend friends

Chapoteo de pintura (I.M.S.T.)

Les deseo un feliz fin de semana amigos, que lo pasen muy bien y sean muy felices. Chapoteando y pintando sus mejores deseos en este multicolor de pintura  para hacerlos realidad.

Brumas (Introducción)

Entre calaveras (I.M.S.T.)

Mi nombre es Adelaida. Nací en un país muy lejano del lugar donde resido actualmente. Hija de españoles que buscando mejor fortuna, marcharon con lo poco que tenían a las lejanas tierras de Romanía. Ambos tenían el trabajo asegurado en el castillo del conde Ahdrei, muy conocido en el lugar por su fortuna y extrañas costumbres. Las inmejorables referencias aportadas a la agencia contratante, valió a mis progenitores un trabajo fijo a su llegada. Mi madre de cocinera y mi padre de chófer.Cuando partieron de su país mi madre me llevaba en sus entrañas, por lo que soy de nacimiento rumano y origen español. Nací en el castillo del conde Andrei, entre escarpados picos que se alzan como afilados cuchillos y el aullidos de lobos que hablan con la luna.Al año de mi nacimiento mi madre murió de un extraña enfermedad , la cual no pudo ser diagnosticada por ningún médico y mi padre se volvió demente por lo que fue recluido en un casa de enfermos mentales. El conde se hizo cargo de mi crianza, convirtiéndose en mi protector, educándome como hija propia. Cambió el nombre que me dieron mis padres al nacer por el de su difunta esposa Katia. Crecí al lado del conde Andrei. Siempre intuí que había algo extraño que jamás me contó. Un oscuro secreto que se llevó a la tumba.Recuerdo el viejo cementerio en la parte trasera del castillo, sembrado de viejos mausoleos y tumbas. Una noche sorprendí al conde abriendo la verja de hierro de uno de ellos. Algo oscuro se dibujó bajo la luz de la luna. Una especie de silueta que se abalanzó y se abrazo a él. Después ambos desaparecieron tras la chirriante puerta del mausoleo. Nunca me atreví a preguntar a mi adoptante por aquel extraño suceso. Una mezcla de miedo y de respeto me lo impedían.

(2 de enero del 2013)
Safe Creative #1301024285640

Brumas (Cápitulo II)

Surgida de la tumba (I.M.S.T.)

Está oscureciendo. El resplandor de la luna Se hace presente en el viejo cementerio, sobre las tumbas y mausoleos. Andrei siempre me dice que cuando empiece a anochecer entre en mi habitación, hasta que el ama de llaves me avise para la cena. Yo hago siempre lo que él me dice, pero hoy no he podido evitar desobedecer. Mis ojos están clavados en uno de los mausoleos. La puerta esta entreabierta. Algo brilla de forma extraña bajo la luna. Creo que es...¡¡¡Una muñeca!!!. Sí, ahora que la luz de la luna se alza en el cielo puedo verla mejor. Esta ataviada con un hermoso vestido rojo y un tocado a juego. La fascinación ha paralizado mis pequeños pies y la emoción casi me impide respirar. 
-¿De quién puede ser tan hermoso juguete?. 
Andrei nunca me habló de la llegada de más niños al castillo. Nunca me dijo que tuviera sobrinos, ni mencionó ningún otro familiar. 
De repente la verja de hierro emite un agudo chirrido. Alguien sale del mausoleo. Los ensortijados cabellos rubios brillan de forma deslumbrante. Los tirabuzones caen sobre el inmaculado vestido blanco. 
-¡Es una niña como yo...!!.
Se desliza sobre el pavimento de forma extraña. 
La miro agazapada desde mi escondite para que no me descubra. No quiero que Andrei se enfade conmigo por haber desobedecido. Ella ajena a mis pensamientos se agacha y recoge la muñeca. De pronto es como si adivinara mi presencia. Lentamente gira la cabeza hacia el lugar donde estoy oculta. Hay en su mirada algo terrible que me llena de espanto. 
Al mirar sus ojos un grito ahogado escapa de mi garganta. Mi cuerpo se estremece de terror. 
Me ha descubierto. Se desliza suavemente hacia mi. Puedo sentir el roce de su vestido, mientras avanza por las viejas piedras del camino. 
Me sonríe. Todo en ella es siniestro, frío, sin vida. 
Puedo oír el susurro de su voz repitiendo mi nombre: 
- Katiaaaaa....Katiaaaaaaaaa...Katiaaaaaaaaa ven a jugar conmigo...Katiaaaaaaaaaaa...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Querido diario: Hoy ha sido un día terrible. Estoy muy asustada.
No puedo entender lo sucedido. Creí que no conseguiría escapar, pero al fin conseguí moverme y salir corriendo. He cerrado bien la puerta de mi habitación  por si se le ocurre venir a buscarme. No puedo decir nada a Andrei. Si se entera me castigará por desobedecer.Tengo miedo de salir de esta habitación, esa extraña niña puede estar esperándome hay fuera.
(8 de enero del 2013). 

Safe Creative #1301084315073

jueves, 19 de noviembre de 2015

Gracias amigos/Thanks friends 2 (I.M.S.T.)

Gracias amigos/Thanks friends 2 (I.M.S.T.)

Muchas gracias amigos por vuestro apoyo en mis creaciones.
Pido disculpas por mi falta de tiempo que a veces no me permite hacer todo lo que me gustaría. Muchas gracias por vuestra paciencia y compresión. Un abrazo.

Friends thank you very much for your support in my creations.

I apologize for my lack of time that sometimes lets me do whatever I want. Thank you very much for your patience and understanding. A hug.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Si tú pudieras

Paz/Peace (I.M.S.T.)
Si pudieras llorar con sus lágrimas, 
si pudieras sentir con su corazón.
Llorar por aquellos que ha perdido,
aquellos que de forma inconsciente
la ignorancia humana le arrebató.
¿Acaso importa el lugar de su dolor?.
¿Tal vez importa el color de su corazón?
¿Dime si son todas las lágrimas iguales?
¿Dime si los corazones tienen color?
 Cuando busque a su hijo, a su padre,
a su hermano
y sólo pueda estrujar los recuerdos,
las ausencias y los vacíos infinitos
porque la muerte todo se lo llevó.
Si pudieras llorar con sus lágrimas, 
si pudieras sentir con su corazón,
si  pudiera vivir su desesperación,
 quizás podrías mirar e incluso ver,  
 aquellas manitas tiernas de inocencia,
agarradas a la muñeca de juegos infantiles,
que bajo la metralla hecha pedazos quedó.
¡Y la sangre!
 ¡Y los gritos de impotencia!
¡Y la miseria humana!.
¿Dime si es el mismo dolor humano?
¿Dime de que color son sus lágrimas,
¿Dime de que color son sus sentimientos?
¿Dime si los corazones tienen color?
¡Dímelo por Dios!
Si pudieras llorar con sus lágrimas 
Si pudieras sentir con su corazón
Si  pudiera vivir su desesperación
Tantos siglos de sangre,
tanto siglos de impotencia,
sobre este mundo agrietado,
¿dejarían de ser humanos?
¡Dímelo por Dios!.

Safe Creative #1511165791072

sábado, 14 de noviembre de 2015

Oración por París


Espero que algún día la paloma de la paz deje de ser un símbolo y se convierta en una realidad. Lo siento mucho.
Je l'espère, un jour comme les colombes symboles plus un symbole et une réalité. Je suis desolé.

Oración por París (I.M.S.T.)

viernes, 13 de noviembre de 2015

Decorando el árbol (Feliz Navidad amigos// Happy Christmas friends)

Decorando el árbol (I.M.S.T.)

 Mi primera postal de Navidad de este años, para desearles una muy feliz Navidad amigos// My first Christmas card this year, to wish you a very merry Christmas friends.              

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Angel ternura

Angel ternura (I.M.S.T.)
En memoria de todos nuestros tiernos y hermosos peluditos que ya no están entre nosotros.
In memory of all our furry cute and beautiful who are no longer with us.

El infierno está cerca



El infierno está cerca, 
en esta vida, en cada paso.
 Satanás no tiene ojos rojos,
 ni rabo, ni cuernos.
Su rostro es de hombre afable, 
 a veces, hasta de hombre bueno,
pero dentro del hermoso 
y apetecible fruto
está el veneno.
En cada paso dado, una gota
de maldad pugna por adueñarse
de la huella de nuestro corazón.
Vuela el alma sobre las nubes de la vida,
a veces sale a flote y otras quizás no.
Satanás raya con las uñas el cristal
de la verdad y confunde nuestro corazón.
No tiene ojos rojo, ni rabo, ni cuernos,
 en las manos lleva un libro llamado:
«Alcanzar el fin sin reparar en los medios»
 de caligrafía antigua, demasiado conocida,
en él guarda las lágrimas de los inocentes,
de los pobres, de los incautos.
En la última página hay un lugar especial,
donde las rubricas de sangre estampadas están,
de aquellos que consiguieron su ansiado fin 
y se ganaron un lugar en el infierno 
del Universo, que todo lo engulle, hasta 
los más bajos instinto 
y mezquinas pasiones.

(11/11/2015)
Safe Creative #1511115758186

domingo, 8 de noviembre de 2015

sábado, 7 de noviembre de 2015

Ella

Bella
La descubrió por casualidad, cuando los primero rayos de luna brillaban sobre las aguas del río.
Había aparcado la bicicleta sobre un árbol al lado del camino. 
Fue entonces, mientras permanecía recostado sobre el grueso y viejo tronco cuando le pareció escuchar una especie de chapoteo que provenían del río.  Pensó que podía tratarse de alguna rana o quizás unos patos salvajes. Sin hacer ruido se aproximo, ocultándose tras las ramas de una frondosa adelfa.
Quedó fascinado al contemplar tan maravillosa visión.
De espaldas a él, la mujer agitaba la larga cabellera negra desprendiendo chispas azuladas, bajo los primero rayos de luna. El agua salpicaba la nívea piel y esculpía las perfectas formas.
De repente quedó totalmente quieta. Como un felino a punto de saltas sobre la presa. Se volvió hacia donde él se ocultaba. Los ojos verdes otearon los árboles, como si presintiera al intruso. La pequeña nariz olfateo el aire, intentando descubrir aquello que no alcanzaba a ver. Abrió la boca para emitir un grito terrible, pero sólo el rugido de un animal salvaje escapó de sus bellos labios de sangre. 
El no pudo contener las ansias y salió del escondite. Estaba fascinando, quería admirar más de cerca aquella belleza sobre natural.
Fue entonces cuando ella se dobló sobre su elástico cuerpo, hasta quedar agazapada sobre el suelo.
Sus bellos ojos verdes despedían destellos de fuego y su boca de dientes perfectos y níveos emitía un rugido casi infernal.
La adrenalina corría por las venas de él, hasta desbocar su corazón en el pecho.
Sólo los ojos decían lo que la boca no podía expresar.
Ella había tomado una forma extraña. Sus orejas se habían tornado discretamente puntiagudas. Sus hermosos labios rojos abultaban sobre el bello rostro, los dientes brillaban como la misma nieve y dos colmillos afilados sobresalían con un magnetismos especial. Lo miró desafiante a puntos de saltar y clavar las uñas afiladas en la garganta del intruso, donde podía percibir el latido caliente de la sangre, impulsada por el atropellado corazón.
El se dejo llevar por la fascinación de aquella belleza salvaje. Luego sonrió con las pupilas inyectadas en sangre y saltó sobre ella. La mujer licántropo y el hombre vampiro se fundieron en un abrazo más allá de este mundo.


Safe Creative #1511075730185

lunes, 2 de noviembre de 2015

Luz azul: El hada de las mariposas (Micro)


El hada de las mariposas (I.M.S.T.)
Hace mucho tiempo existió una preciosa hada. Se llamaba luz azul. Se ocupaba de cuidar y proteger las mariposas sagradas. Las que guardan en su interior el alma de los mortales que dejaron este mundo. Las que esperan pacientes su turno, para llegar hasta la luz maravillosa de la eternidad.
La hermosa luz azul, llevaba entre sus manos de alabastro, un hermoso tarro de cristal hecho de rayos de luna. Dentro de él las etéreas mariposas, esperaban su turno, para volar hacia la luz divina.
Y mientras esperaban pacientes para realizar el ansiado viaje, cantaban en un susurro, que se mezclaba y confundía con el viento entre las ramas de los árboles:
-----------------------
Luz azul, luz azul,
hada transparente de cristal,
guardiana del alma mortal,
abre el tarro de cristal.
 Una mariposa volará,
libre como la brisa del mar,
hacia la luz más hermosa,
hacía la luz más divina,
la luz de la eternidad.
Luz azul, luz azul...
Safe Creative #1511025694758

miércoles, 28 de octubre de 2015

Pasó la moda de odiarte



Pasó la moda de odiarte,
me descargué de tu presencia,
dejé de malgastar mi valioso tiempo,
entre tus grises y añejos  recuerdos,
dejé de no vivir, mi valiosa existencia.
Pasó la moda de odiarte,
Demasiada energía malgastada,
demasiada vida desperdiciada,
en cosas tontas, sin importancia.
Me desprendí de ti, del títere 
viejo y feo, de tu recuerdo.
Le dije adiós al odio/fuego,
que me dejaba sola y encallada
en una playa solitaria. 
Pasó la moda de odiarte,
le dije adiós hace mucho tiempo,
me despedí de los días malsanos, 
 de los momentos en el infierno.
Ya no necesito tu recuerdo,
no necesito anclar mi barca 
nuca más en el pasado.
Para mis hombros doloridos,
la mochila pesaba demasiado.
En ella estabas tú y tu carga,
en el fondo, oculto entre maleza,
 viejo y feo títere de feria.
Te arrojé a un río de aguas cristalinas,
en él no había depredadores, ni pirañas, 
 sólo el hastío de ver la misma máscara
 cada día, viviendo de apariencias, sin vida.
Y mientras tú te hundías en el trastero 
del olvido y en la opaca indiferencia,
vi los primeros rayos de sol filtrados
a través de mi maltrecha mochila,
 ya sabes, pasó la moda de odiarte,
 llegó la moda de quererme a mi misma.


Safe Creative #1510285639363