jueves, 22 de octubre de 2015

Te esperé un siglo

Gótico 1 (I.M.S.T.)
Estoy sola ante un páramo inmenso. La luna se refleja en el lago negro de mi sueños. Desde mis pupilas dormidas percibo a un hombre vestido de rojo, de tez aceitunada y ojos verdes. Entre las manos sostiene un viejo libro de tapas carcomidas por el tiempo.
Canta en un lenguaje extraño y desconocido para mi.
Sobre la tierra hay dos candelabros de plata, con dos cirios negros de llamas ondulantes.
El prosigue sin descanso , casi con furia, absorto en sus propias palabras.
De pronto un relámpago ilumina todo el cielo y se agita como una culebra en el horizonte.
La lluvia cae mansamente hasta convertirlo todo en una cortina húmeda.
El continúa sin pausa, sin descanso. 
¡Siento como estalla mi cráneo con el sonido de su voz!.
Quiero gritar que pare. Que guarde silencio. Que no siga con eso que retuerce todo mi ser.
Puedo sentir la tierra húmeda entre mis uñas y sobre mi piel agrietada que ha empezado a latir.
Una infinita sed corre por mis venas marchitas . Con paso vacilante y torpe me acercó a él. Le brillan los ojos de felicidad. Su su voz se vuelve apasionada:
- Mon amour
¡Quiero gritar con todas mis fuerzas!, pero no puedo articular palabra, mi garganta reseca, con sabor a tierra mojada me lo impide. 
Como un animal salvaje me lanzo sobre él. Desgarro su cuello con avidez y succiono la vida roja que corre por su piel.
El se deja llevar mansamente  por mi sed de vida. Después levanta la mirada hacia la negra noche mientras susurra:
- Mon amour Je attendu un siècle
Safe Creative #1510225593830

2 comentarios:

  1. Has conseguido recrear una atmósfera asfixiante. Me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Chari, me alegro que te haya gustado. Buenas noches amiga.

    ResponderEliminar