domingo, 15 de junio de 2014

Pasaje fúnebre 1

Girl 1
 Me aplastó bajo el coche militar con los boquetes de  balas aún calientes, incrustados en la carrocería.
Siento como el corazón golpea con fuerza mi pecho, mientras pugna por escapar de la garganta.  
Es mi calle. El lugar por el que antes paseaba lleno de risas y murmullos de vida.  Recuerdo a pocas manzanas de aquí un parque donde jugaban los niños regalando felicidad e inocencia. 
Quiero cerrar los ojos para no ver más. Quiero evitar que mi alma se hiele de angustia, de terror. Intento inútil, mis pupilas como autómatas se vuelven a abrir. Como si quisieran gravar en mis retinas todo este horror. A poca distancia sobre el pavimento un niño con gorrito azul de lana, permanece boca arriba, como si estuviera dormido. No debe tener más de dos años. El gorro está teñido de sangre dulce y espesa al igual que el chupete de cadena plateada. El pequeño cuerpo permanece quieto con la nana de la muerte pintada en las mejillas. Cerca de él una mujer joven, con facciones muy parecidas a  las del pequeño, tiene la boca abierta y mira al cielo con ojos desencajados. La mano extendida y amoratada, en un desespero inútil de rescatar a la criatura.
¡No puedo estar viva!. 
¡No he podido sobrevivir a esta estúpida ignorancia humana!. 
Mis lágrimas caen en silencio mientras suplico que la nana de la muerte me deje dormida.


 Safe Creative #1406151236708

4 comentarios:

  1. QUE BIEN ESCRIBIS!!! MUY BIEN RELATADO. FELICITACIONES.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias estela por tu lectura y comentario.

    ResponderEliminar
  3. Si, coincido, escribes muy bien.....aunque es muy triste el relato.... Cariños y ojalá te des una vuelta por mi blog hadasuburbanas.blogspot.com Cariños !

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Ana por tus palabras y gracias por invitarme a tu blog. Feliz semana.

    ResponderEliminar