lunes, 16 de junio de 2014

Yo sólo quiero mi Dios.

El llanto de la muerte (I.M.S.T.)
Yo sólo  quiero mi Dios, 
que mi pluma tenga alma,
que mi pluma tenga latidos, 
como un corazón.
Que recoja el dolor inconsciente
y lo convierta en conciencia infinita.
Que cada una de sus letras latan 
en el pecho del egoísmo humano, 
para ver si así se detiene 
este mundo de autómatas, 
donde todo se repite
una y otra vez. 
¡Ojo por ojo
y diente por diente!.
 Es tan difícil, mi Dios, 
porque sólo es tinta, 
tinta que llora 
por no poder ser alma. 
El mundo sigue girando
y esta tonta pluma mía,
sólo es tinta inútil,
que se derrama 
y mancha el papel.
Hay lobos sedientos de sangre,
hay depredadores de almas
y mi pluma no pude hacer nada,
sólo derrama dolor infinito,
 que se retuerce en mis entrañas.
¡Pobre y tonta pluma mía!,
sólo mancha de tinta el papel
y se revela inútilmente, contra 
tanto absurdo e inconsciencia.
 Ella no sabe que los oídos 
 están cubiertos de odio,
que ya no pueden oír,
que los ojos del ser humano 
están incrustados en una roca,
 en la que el resentimiento
calienta toda la sangre vertida, 
para verterla una y otra vez.

Safe Creative #1406161238228

6 comentarios:

  1. Te felicito por estos versos en los que reflejas el sinsentido de tanto sufrimiento... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mariana por pasar por mi blog y por tu comentario. Sí, es un sinsentido y lastimosamente, es la misma historia que se repite una y otra vez. Un saludo Marina y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  3. Hay mucho dolor en el mundo amiga. Paz en los hombres.Amen.

    ResponderEliminar
  4. Lamentablemente por ahora, parece que lo único posible es expresar las sentimientos con la pluma. Confiemos en que llegue el día en que el hombre despierte y reaccione de manera positiva y diferente.

    Hermoso tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sí Estela, así es, triste, pero es la realidad. Gracias amiga por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracia Mila, sería maravilloso que eso sucediera. Un abrazo y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar