lunes, 18 de abril de 2016

Un pequeño ruiseñor en mi jardín


Al abrir la ventana, contemplé la primavera.
Un ruiseñor sobre los tallos nuevos cantaba,
de trinos y de frescos colores lleno mi alma.
¡Que hermoso plumaje!... pensé.
Entonces el cristalino canto,
se desdibujó en otro lejano vergel, 
entre silencios y recuerdos del ayer. 
No hay huellas que retornen al pasado,
ni recuerdos que se atrapen con las manos.
El pequeño ruiseñor tiene nido como antaño, 
 vuela entre nubes, canta exquisitas melodías
y entre sus bellas plumas nace la melancolía,
de aquellos que ya no están en esta vida.
¡Vuela ruiseñor, alas de viento, vuela alto!.
¡Hasta el mismo cielo, lleva mi amor y mi canto!.
 ¡Hasta el mismo  firmamento, diles que les quiero,
 que en mi alma siempre viven, que no les olvido!. 
 Pequeños ruiseñor de mis sueños y esperanzas,
 ¡canta amigo, canta en mi corazón esta mañana,
cuando el rocío tiembla sobre las hojas tempranas!.
Vuela entre azucenas del pasado que ya no brotan, 
entre granados que perdieron los frutos y las hojas,
entre macetas de yerbabuna  y menta olvidada,
busca los corazones que ya no están, entre la tierra fértil, 
entre los colores y aromas del pasado.
¡Llévales todo mi amor!.
Safe Creative #1604187255292

No hay comentarios:

Publicar un comentario