lunes, 5 de agosto de 2013

No es que me importe demasiado (Diálogo con una piedra)


Contemplation/Contemplación

No es que me importen demasiado la hormiga grande que mata y roba la cabeza de la compañera más pequeña y la esgrime orgullosas como trofeo. Pero quizás si me importa y prefiero borrar el hormiguero de mi vida. No verlo más, para dejar de sentir un vacío terrible en la boca del estómago.
No es que me importe demasiado que mientas o digas la verdad. Quizás es tu propia naturaleza la que te empuja a hacerlo. Pero puede que me importe y prefiera alejarme para no ver ni oír más mentiras que no conducen a nada. No es que me importe demasiado que sabotearas parte de mi y colocaras una corona de santidad sobre tu cabeza,  pintando lágrimas falsas en tus pupilas, transformando el rol de verdugo en el de víctima. Pero quizás si me importa y prefiero cerrar esa puerta para no ver más hipocresía que sólo da lugar a que mi alma se repliegue sobre si misma.
Quizás me importa la vida. ¿O tal vez no?.
Este viaje para el que no saque billete. En el que me embarcaron un día sin mi consentimiento. Es posible que aún espere algo  o puede que a estas alturas ya no espere nada. Tal vez simplemente respiro, camino y observo mientras hago pompas con un gran chicle  que me ha prestado la luna de fresa o hablo con un cordero que casualmente encontré un día paseando por el campo y busco en sus pupilas la respuesta a tanto absurdo. La respuesta estéril que no alumbrará jamás la verdad, marchita hace tanto tiempo en tierra poco fértil.
No es que me importen las carencias que pueden conducir al dolor. Pero quizás si me importan, cuando las vuelcan sobre mi y me hacen pedazos una y otra vez. Los sacos vacío no se llenan con el dolor ni las lágrimas ajenas. Ellos reclaman lo que les pertenece  para saciar todo aquello que falta en nuestras vidas.
No es que me importe llegar al final del camino. Partir dejando atrás este cuerpo que me ha permitido transitar por esta vida. Pero quizás si me importa tanto absurdo recibido en cada uno de mis pasos. Cuando existen caminos tan diversos para aprender, sobran las escuelas de "Los sin sentidos".
No es que me importe la soledad. Ella sabe escuchar y eso me gusta, no todo el mundo posee esa cualidad.Me acostumbré a esta amiga inseparable. La hice mi confidente y compañera intima. Pero quizás si me importa el hecho de que pienses que me duele, cuando en realidad sólo me produce retiro. No es que me importe haber perdido la fe en muchas cosas y personas. Pero quizás me importa que no puedan ver que alguien perdió la fe en ellas y que sigan adelante los temas de siempre sin posible solución.
No es que me importe demasiado, todo o nada. He dado demasiados pasos en la vida y he mirado desde muchos ángulos diferentes para llegar a una conclusión,no se si lamentable o maravillosa: ¡Han dejado de importarme muchas cosas que antes me quitaban el sueño!.


Safe Creative #1308055537076

No hay comentarios:

Publicar un comentario